• Restos de varios templos del antiguo imperio maya en la península de Yucatán en México.
Publicada: martes, 9 de octubre de 2018 8:38

La sal, han determinado los expertos, fue para los mayas tan determinante como el aceite de oliva para la antigua Roma, revela un estudio científico.

Las civilizaciones antiguas siempre contaban con recursos suficientes para hacer de algunas la fuente principal de la economía de una región, ya fueran pieles, bebidas, carnes, animales, o minerales.

La sal, sustancia mineral empleada en la preparación y preservación de infinidad de alimentos, fue uno de los productos que hace más de mil años detectaron, almacenaron y comercializaron los mayas.

Esta civilización mesoamericana se caracterizó por sus aportes arquitectónicos, astrológicos y su escritura jeroglífica, asentada en México, Guatemala, Belice, Honduras y la parte occidental de El Salvador.

En un artículo publicado el lunes en la revista Actas de la Academia Nacional de Ciencias (PNAS, por sus siglas en inglés) revela que durante el apogeo de aquella civilización —del 300 al 900 dC— en las costas de Belice, los mayas produjeron sal mediante el procedimiento de hervir salmuera en ollas, y una vez producida, la empleaban para preservar pescados y carnes.

 

El artículo académico, realizada por Heather McKillop, arqueóloga de la Universidad Estatal de Louisiana, en EE.UU., y el antropólogo Kazuo Aoyama, de la Universidad de Ibaraki de Japón, detalla que las estimaciones de la producción de sal en la temporada de sequía entre marzo a junio, para 100 de 110 sitios de sal en ‘Salinas de Paynes Creek’ en Belice, era de 37,5 toneladas de sal a la semana, o 600 toneladas durante cuatro meses, o 300 toneladas si el 50 % de la sal producida se utilizaba para salazón de pescado.

La conclusión de los investigadores apunta que la preservación del pescado fue una actividad importante en las salinas. Tanto que los productos pesqueros y la sal tuvieron para los mayas la importancia del aceite de oliva en la época romana.

krd/rha/mjs/mkh

Comentarios